Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 25, 2017

Dar Gracias a Dios

Dar Gracias a Dios



Aunque me tapo los oídos y me dan ganas de tirar el despertador cuando suena...

Gracias Dios, porque puedo oír, muchos no pueden hacerlo…








Aunque cierro los ojos al despertar, cuando el sol ilumina mi habitación...

Gracias Dios, muchos no pueden ver...






Aunque me cuesta levantarme de la cama y ponerme en pie...

Gracias Dios, que tengo fuerzas para hacerlo, otros jamás lo podrán hacer…






Aunque no estoy conforme, me quejo y estoy descontento con lo que tengo y lo que soy...

Gracias Dios, por la vida que me has regalado…






Aunque el dinero no me permita comprar los zapatos que más gustan...

Gracias Dios porque tengo pies, muchos no tienen…






Aunque me enojo con los niños cuando gritan y lo desordenan todo...

Gracias Dios que tengo familia, cuántos hay viven solos…






Aunque la comida no estuvo muy buena...

Gracias Dios porque tengo alimentos, cuántas personas padecen y mueren de hambre cada día. . .






Cuando tengo que pagar los impuestos, me enfado y me quejo. . .

Gracias Dios, porque puedo hacer…

La Felicidad

Los pasos de la felicidad Hace muchísimos años, vivía un hombre al que se consideraba el hombre más feliz del mundo. Muchos reyes, envidiosos, le ofrecían poder y dinero, y hasta intentaron robarlo para obtener el cofre, pero todo era en vano. Mientras más lo intentaban, más infelices eran, pues la envidia no los dejaba vivir.


Así pasaban los años y el sabio era cada día más feliz. Un día llego ante el un niño y le dijo: “señor, al igual que tu, también quiero ser inmensamente feliz. “Por que no me enseñas… ¿que debo hacer para conseguirlo”?
El sabio, al ver la sencillez y la pureza del niño, le dijo: “A ti te enseñaré el secreto para ser feliz. Ven conmigo y presta mucha atención. En realidad son dos cofres en donde guardo el secreto para ser feliz y estos son: MI MENTE Y MI CORAZÓN. El gran secreto no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de la vida”. “El primer paso, es descubrir la presencia de Dios en todas las cosas de la vida, y por lo tanto, debes amarlo …